Perales del Río

Nuestro barrio de Getafe

Historia

PREHISTORIA

 

Respecto a la Prehistoria , han sido halladas piezas de silex multicolor como lascas o bifaces en la terraza superior del margen derecho del río Manzanares datadas entre 100.000- 50.000 a .C., las cuales se asocian a la cultura musteriense o achólense.

A parte de lo anterior, en las proximidades de Perales del Río, se han encontrado fragmentos óseos de mamíferos de distintas épocas tales como el mamut ( Mammutus primigenius ) o el elefante antiguo ( Palaeoloxodon antiquus ), que perteneció al pleistoceno medio.

Por último, señalar que han sido encontrado restos de cerámicas prehistóricas (concretamente 5.173 fragmentos) en el yacimiento de Arenero de Soto, muy próximo a nuestro barrio.

EDAD ANTIGUA

 

También dejó su huella en estos parajes uno de los más grandes imperios colonizadores: los romanos; como queda constatado con el descubrimiento de yacimientos como “el Jardinillo”, o la “Torre de Iván Crispín”, más conocida como la “Torrecilla”.

La torre de Iván Crispín fue una villa romana que data entre los siglos II-III d.C. Las villas romanas eran grandes mansiones señoriales donde se llevaba a cabo una amplia labor agrícola, por lo que el emplazamiento en el cual se encuentra sería el perfecto para desarrollar dicha tarea, ya que se halla en la vega del río Manzanares y cerca de lo que fue una vía secundaria.

La labor agrícola de esta villa queda confirmada con el descubrimiento de abundantes fragmentos de material constructivo (ladrillos, tégulas…) y material de labranza (ruedas de molino, cerámicas…)

Cabe destacar además, en dicho emplazamiento, el hallazgo de un brazalete de bronce que pertenece a la Edad del Bronce final ( 800 a .C.) y de ajuar perteneciente a tumbas de incineración correspondiente a la segunda edad del hierro ( 300 a .C.)

También se cree que la cantidad de población en esta zona fue relativamente elevada, ya que a 500 m . de la villa se encuentra una necrópolis de incineración de notables dimensiones; denominada como el yacimiento de “el Jardinillo”, donde se encontraron más de una veintena de tumbas rectangulares de piedras de yeso aún sin devastar, cubiertas con losas y perteneciente a una población-hispano romana del siglo VI d.C. aproximadamente. Es posible que esta necrópolis tuviera sus inicios en el bajo imperio romano, ya que fueron halladas en el lugar dos monedas que corroboran la fecha.

Los ajuares de dichas tumbas fueron muy pobres, con excepción de un par de tumbas que poseían un broche de cinturón y una hebilla.

Como queda reflejado, los yacimientos de “ la Torrecilla ” y de “el Jardinillo” han contemplado siglos y siglos de civilización, ya que se han encontrado elementos fechados desde el siglo IX a.C. hasta el siglo VI d.C.

EDAD MEDIA

 

Tras la invasión de los visigodos, suevos y alanos a la península, los emplazamientos de “el Jardinillo” y “ la Torrecilla ” pasaron a manos visigodas. Un estudio del Instituto Arqueológico Municipal de Madrid afirmó que era una zona propicia para la aparición de los visigodos, debido a la fertilidad de las tierras y a la cercanía con la capital (Toledo).

Este estudio, también dedujo que el poblado visigodo estuvo formado estuvo formado por mayoría de población hispano-romana mezclada con población visigoda.

Con la invasión islámica, estas fértiles tierras tampoco pasaron desapercibidas, ya que en el emplazamiento de la Aldehuela (proximidades de Perales del Río), situado en el margen izquierdo del arroyo Culebro, han sido hallados restos de cerámica que pertenecen a la cultura musulmana.

Dicho lugar se encuentra casi totalmente derruido debido a que es una zona de graveras y con el paso de los años se ha ido deteriorando hasta no quedar prácticamente nada. Estos fragmentos cerámicos se encuentran en el Instituto Arqueológico Municipal de Madrid.

EDAD MODERNA

 

Cabe destacar que entorno a los siglos XVI y XVI, Getafe tuviese la entidad de “lugar”, mientras que Perales del Río con unos 26-20 habitantes y una economía bastante menos desarrollada tenía la entidad de “villa”.

Esto queda corroborado con los datos del Vecindario de Ensenada de 1759, donde se observa que Getafe es catalogado como “lugar” con 782 vecinos censados (mayor núcleo poblacional después de la Villa y Corte) mientras que a Perales del Río lo califica como “villa” con 16 vecinos censados.

Además, Perales del Río ha sido también una zona de trashumancia activa, ya que en esta época, la Comunidad Autónoma de Madrid tiene catalogadas 1796 vías pecuarias que tienen en total unos 4200 Km ., de las cuales pasan por la “villa”: la Cañada Real o Senda Galiana, la Vereda de San Marcos, la Vereda del Camino Real de San Martín, la Vereda del Molino y la Vereda de Leganés a Perales del Río.